Bienvenidos a Comunícate ... "Nuestros sueños pueden convertirse en realidad, si los deseamos tanto como para ir tras ellos" ... "No es feliz el que hace lo que quiere, sino el que quiere lo que hace" ... Este es tu espacio ... Comunícate .-

domingo, 11 de febrero de 2007

Sida y Zona Colonial


por:Cristina Piantini Suardi

Mucho se ha dicho sobre lo que es el VIH/SIDA, tanto que no existe una persona que no pueda por lo menos mencionar cuales son los síntomas de esta enfermedad y su evidente consecuencia. Todo individuo perteneciente a alguna comunidad tiene la libertad de pasearse por la misma y visitar los lugares que la componen, ya sean bares, discotecas, colmadones y porque no mencionar los hoteles y las cabañas.


Sin embargo sin ánimos de estigmatizar es hora que nos hagamos el siguiente cuestionamiento: ¿tiene alguna consecuencia negativa visitar estos lugares y participar de las actividades que allí se realizan?


No siempre, pero es muy cierto que en ellos se puede observar que las personas que los visitan tienen una percepción de riesgo muy baja y que la mayoría no mide las consecuencias de tener relaciones sexuales sin protección y además con desconocidos.


Debo aclarar que no es nuestro deseo que estos lugares desaparezcan o que dejen de ser visitados, pero como estudiante de comunicación y después de haber realizado esta investigación en la comunidad donde resido (zona colonial) insisto en que es necesario que las personas reciban una mayor y mejor información de lo que es el VIH/SIDA y los riesgos que conlleva no protegerse de la misma. Pero sobre todo que estos conocimientos sean puestos en practica, ya que de que sirven tener las herramientas sino las ponemos a funcionar.


Los residentes de esta comunidad están conscientes de que las personas mas propensas a infectarse con el VIH/SIDA son todos aquellos que están sexualmente activas y quienes no se protegen debidamente, pues nadie tiene un letrero en la frente con la impresión de que es un portador del virus del sida.

Para algunos el VIH/SIDA es una amenaza constante porque la pobreza los empuja a soportar situaciones que los ponen en riesgo. Los trabajadores sexuales, adolescentes de ambos sexos y los jóvenes de la calle constituyen la juventud desfavorecida más visible. Es esto lo que me obliga a citar el caso de los niños que deambulan por las calles de esta zona quienes no tienen quien vele por ellos y basta con visitar esta comunidad en horas nocturnas para comprobar que ellos también están expuestos a esta terrible enfermedad ya que el estado en el que viven los lleva a aceptar cualquier dadiva a cambio de alguna gratificación sexual sin saber que esta puede ser una vía abierta para adquirir dicha enfermedad.

Es muy cierto que no podemos proporcionarle la cura a los PVVS pues la misma aun no existe, pero lo que si podemos ayudar a prevenir a quienes no están en esta condición para que no la adquieran, de ahí la necesidad de la orientación y campañas de prevención no solo en esta mi comunidad sino en todas las comunidades.

A partir de hoy se tu un ente comunicador que consientice a todos aquellos que están a tu alcance; ya que el VIH-SIDA no conoce de clases sociales, ni de razas para llegar a tu vida.