Bienvenidos a Comunícate ... "Nuestros sueños pueden convertirse en realidad, si los deseamos tanto como para ir tras ellos" ... "No es feliz el que hace lo que quiere, sino el que quiere lo que hace" ... Este es tu espacio ... Comunícate .-

jueves, 3 de mayo de 2007


Extraña, incomprensible la vida humana.
Hay días de sol. No sabes por qué estás
contento, ves el lado bueno, hermoso
de la vida.

El trabajo te sale bien.
Todo el mundo se muestra amistoso y no
sabes por qué. Tal vez dormiste bien, tal
vez encontraste una buena persona. Y te
sientes comprendida, protegida.
Piensas que quisieras que todo quede así,
con esta paz, esta profunda alegría
... pero de pronto, todo cambia, como si un
sol demasiado brillante hubiera atraído las
nubes, y te asalta una tristeza inexplicable.
Todo te parece negro.

Crees que los otros no te aprecian.
En pequeñeces buscas motivos para criticar y
lamentarte, para envidiar y acusar.
Crees que siempre será así y no sabes por qué
será así.

Porque el hombre es parte de la naturaleza,
con días primaverales y días otoñales, con el
calor del verano y el frío del invierno.
Porque el hombre sigue el ritmo del mar:
marea baja y alta.

Porque nuestra existencia es repetición de
vida y muerte. Si lo comprendes, seguirás con
coraje y fe, porque bien sabes que tras cada
noche, hay un nuevo amanecer.

Cuando comprendas y aceptes esto, llegarás,
por el eterno vaivén, a un concepto vital que te
premiará con una vida más plena.

Cuando todo parece oscuro, la amargura inunda
tu corazón, la esperanza se atrofia ... busca en tu
memoria los días hermosos cuando estabas lleno/a
de alegría, confianza, cuando todo estaba bien.
¡No olvides los días hermosos! Porque si los
olvidas, nunca volverán.
Días buenos y malos. Los buenos pasan.
Lo sabes y no te agrada, pero los malos
también pasan! ¡¡¡ Piénsalo !!!!.


Autor Desconocido __._,_._